28/4/11

Opinión

Os dejo un articulo interesante de Carlos Montero.

 Cualquier inversor, ya sea un gestor de un gran fondo de inversiones o pensiones, o un particular que maneja su propio capital, necesita una estrategia operativa y la confianza y serenidad suficiente para aplicarla. Esta es una de las afirmaciones que mejor se me quedaron grabadas en el inicio de mi periodo como gestor profesional, y que tan difícil me resultó luego aplicar (aunque en el momento en que la escuché me pareció de una enorme obviedad).

Existen infinidad de modelos de gestión, casi tantos como inversores, que utilizan la enorme cantidad de herramientas que existen actualmente en los mercados financieros, para optimizar las decisiones. En alguna otra ocasión he traído a estas páginas algunas de las recomendaciones que dan mis “gestores de cabecera” a los inversores, sobre cual es la mejor manera de encarar a los mercados.

Hoy detallaré las 6 recomendaciones que emiten los gestores del trader DynamicHedge, cuya exitosa gestión llevo siguiendo desde hace tiempo, de ahí el especial valor de estos consejos.

1. Considerar las probables situaciones de antemano.

Posteriormente dividirlas en opciones más pequeñas, entre las que tienen que estar la de 1) no hacer nada 2) aumentar la apuesta. Si se analizan múltiples opciones a priori, es menos probable que uno se encuentre en situaciones no previstas y sin saber reaccionar en el mercado, aferrándose a una posición perdedora por inesperada. Desarrolle sistemas para gestionar el riesgo en cada una de esas opciones, reduciéndolo o aumentándolo según la posición vaya en contra o a su favor.

2. Parametrizar cada opción de una forma cuantitativa, y no emocional.

Establezca escenarios de corto, medio y largo plazo, y evalúe constantemente si su cartera refleja el punto de vista de esos escenarios. Deseche el aspecto emocional en sus decisiones, y aténgase estrictamente a una valoración cuantitativa de esos escenarios y de la evolución de sus posiciones.

3. Asegúrese de introducir en su modelo de decisiones al menos un factor que no dependa del precio de la acción.

A menudo los operadores están tan centrados en el precio de la acción, y en las órdenes de protección de sus inversiones, que no ven un contexto general que podría serles favorable. Tenga una perspectiva más amplia. Encuentre algo que se correlacione bien con su activo, y úselo como guía (un gran analista técnico de este país, Eduardo Faus, es especialista en buscar este tipo de correlaciones y anticipar los movimientos del activo analizado).

4. Nunca haga que sus elecciones sean tan pequeñas que pasen a ser intrascendentes

Si usted tiene una posición de 20.000 acciones y vende 100, no debería darse palmaditas en la espalda. No tome decisiones engañándose a sí mismo.

5. Sea flexible y comprometido

El mercado no es un sitio para ser un héroe o probarse a uno mismo. Tampoco es el lugar para ser un cobarde. Las posiciones van en contra de ti todo el tiempo, y esto es parte normal del negocio. Siempre asegúrese que sus operaciones no sean tan grandes que no tenga margen de error.

6. Desconfíe de la varita mágica

Cuanto se entra en el mercado, se tiene una visión clara de lo que el activo invertido va a hacer. Esto no tiene que ver con la realidad, esto es lo que se piensa que el mercado haría si tú tuvieras una varita mágica. La imagen del mercado que ha creado su mente. Si “por casualidad” la varita mágica no funciona, tal vez sea un buen momento para ajustar sus posiciones a la realidad

No hay comentarios: